El perro chileno que se convirtió en un símbolo mundial de protesta

El reciente levantamiento en Chile está lleno de referencias al querido Negro Matapacos, que acompañó a los manifestantes durante muchos años. A medida que se extiende su leyenda, también lo hacen las imágenes del niño bueno.

Las calles de Santiago vuelven a vivir con el espíritu de la revolución . Desde hace semanas, los chilenos de clase trabajadora han ocupado monumentos nacionales, bloqueado grandes intersecciones y incendiado vagones de metro en protesta por la desigualdad generalizada. Desean una reforma completa, una solicitud tan larga que prácticamente es tradición. La tambaleante elite política del país ofrece medidas a medias mientras despacha a la policía antidisturbios y al ejército. No obstante, los manifestantes se mantienen firmes, aprovechando la energía bruta de los movimientos anteriores.

La imagen de un perro negro con un pañuelo rojo aparece en las multitudes y en las redes sociales, conmemorando la valentía de un callejero que una vez marchó con alborotadores y los defendió de las autoridades. Este rebelde canino, llamado Negro Matapacos (o “Black Cop-Killer”), ganó popularidad durante las manifestaciones estudiantiles de 2011-2013. El ilustrador Maldito Perrito recientemente adaptó su imagen para abogar por la evasión de tarifas de metro en medio de las protestas de # EvasiónMasiva , provocadas por una reciente subida de tarifas. En la imagen , que se volvió viral en las redes sociales, Matapacos salta un torniquete mientras lanza una mirada traviesa, con la palabra EVADE escrita en negrita.

Ver esta publicación en Instagram

EVADE negrito mata pacos.

Una publicación compartida de Perrito (@malditoperrito) el

Ampliamente considerado como un defensor de la clase trabajadora, Matapacos apareció por primera vez en 2010, justo cuando los estudiantes comenzaron a organizarse para una educación gratuita. Los jóvenes radicales lo conocieron como un compañero fiel que soportó gases lacrimógenos y cañones de agua, y que solo atacó o ladró a los pacos (jerga chilena para policías). En los años siguientes, se volvió omnipresente en eventos que reunieron a grupos de la Universidad Central de Chile, la Universidad de Santiago de Chile y la Universidad Tecnológica Metropolitana.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next