Joven lesionado en Antofagasta denuncia centro clandestino de torturas, informa: Regionalista

Créditos: Regionalista

Un joven estudiante de Antofagasta denunció torturas, amenazas de muerte y la existencia de lo que podría ser un verdadero centro de torturas dirigido por Carabineros en una casa o recinto en los alrededores de la comuna. El hecho se ha repetido en varias oportunidades que se están investigando, como por ejemplo en la estación del metro de Baquedano, en el centro de Santiago de Chile, en donde jóvenes testimoniaron que fueron torturados .

En el caso particular del caso de la estación Baquedano, el INDH recibió una denuncia de torturas en el interior y durante la noche acudió al lugar junto a un juez y efectivos de la PDI para recabar información que puede acreditar o descartar las acusaciones.

Las denuncias apuntan a funcionarios militares que habrían cometido las torturas contra personas detenidas durante las protestas en el centro de la capital.

Se trata de un joven estudiante que trabaja durante algunos días en Mejillones. Este miércoles 6 de noviembre se encontraba en la Avenida Salvador Allende, alrededor de las 05:00 a.m., esperando el transporte que lo llevaría hasta su trabajo, cuando fue abordado por una camioneta roja con funcionarios de Carabineros de civil en su interior, los que portaban chalecos con el logo de Carabineros y también cascos.

Inmediatamente, le dijeron que le iban a hacer un control de identidad y que se tenía que subir al vehículo. El joven se negó, indicándoles que para un control de identidad no era necesario que se lo llevaran. Según el relato, en ese momento un carabinero puso una pistola eléctrica o Taser en su pecho y le dio una descarga, y lo obligan a la camioneta, esposado y, además, le taparon la cara con una bolsa o capucha.

En ese momento, el joven sintió que la camioneta avanzaba al parecer en dirección hacia la salida a Calama, y luego de 20 a 30 minutos de un trayecto aparentemente por carretera, arribaron a lo que sería una casa o recinto.

En ese lugar, según el mismo relato, había otras personas detenidas y siendo golpeadas, pues se escuchaban quejidos y lamentos. También pudo oír un sonido de electricidad. Durante varias horas sufrió golpes y un interrogatorio donde le preguntaban por las protestas y por los líderes o personas a cargo. Además, le preguntaban por los partidos políticos de los estudiantes que participaban.

Dentro de las graves torturas que recibió, le enterraron agujas debajo de las uñas y con un cuchillo le hicieron algunos cortes en su rostro. Además, sufrió amenazas de muerte: «¿Quieres que te tiremos a la caleta o te enterremos en el desierto?».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next