Ocho mueren en Filipinas después de beber vino de coco

Ocho personas murieron y cientos fueron llevadas a hospitales en Filipinas después de beber vino de coco que se cree que contiene altos niveles de metanol, dijeron las autoridades el lunes.

Todas las víctimas asistieron a reuniones durante el fin de semana en la ciudad de Rizal, al sureste de Manila, y se quejaron de dolores de estómago después de beber el vino, conocido localmente como “lambanog”.

Nueve víctimas se encuentran en estado crítico, dijo a la AFP José Jonas Del Rosario, portavoz del Hospital General de Filipinas de la capital.

“Le pedimos a muchos de nuestros médicos que estaban de vacaciones que se presentaran a trabajar solo para atender a los pacientes”, dijo, y agregó que la necesidad de tratar a un gran número de personas que llegaron con síntomas de intoxicación por alcohol significaba que otras personas fueron rechazadas.

En total, 300 víctimas fueron llevadas a hospitales. Todos bebieron la misma marca de vino que se había comprado en el área, dijo la policía.

El gobierno local ha impuesto una prohibición inmediata de la venta de la bebida, que tiene una gran demanda durante las vacaciones de Navidad.

Gran parte del vino de coco en el mercado es fabricado por locales en las operaciones de patio trasero. El gobierno había advertido previamente contra la venta de bebidas alcohólicas no registradas.

Del Rosario, un médico, dijo que uno de los subproductos de la fermentación del vino de coco es el metanol, que puede causar ceguera y muerte. Algunos fabricantes mantienen el metanol, porque significa mayor volumen y más ganancias, agregó.

El año pasado, más de 10 personas murieron por beber vino de coco, cuyas muestras fueron encontradas por el regulador del gobierno con un alto contenido de metanol.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next