Un británico ha corrido 196 maratones por el mundo para luchar contra el cáncer de próstata

Durante casi dos años, Nick Butter ha estado viajando por todo el mundo, concretamente ha pisado 196 países, mientras corría una maratón en cada uno de ellos. La idea era tan ambiciosa a la vez que atrevida, pero todo ello era por una buena causa. Si hablamos de las cifras de dinero que le ha costado, supera el millón de euros. Sin embargo, para este británico de 30 años que cambió su trabajo como banquero y financiero para ser un corredor patrocinado mal pagado, esta aventura era algo emocionante que solamente podía hacer él y que nadie más en el mundo había hecho.

Pero no lo estaba haciendo solo para sentirse bien consigo mismo y lograr un récord del mundo. Más bien, lo hizo pensando en su amigo Kevin Webber, a quien Butter conoció en el Marathon des Sables de 2015. Webber fue diagnosticado con cáncer de próstata en 2014. A pesar de pasar por este bache, Webber decidió exprimir su vida al máximo. “Kevin y yo estuvimos hablando durante la carrera, y fue entonces cuando me contó que debido a que se estaba muriendo por culpa del cáncer de próstata, ahora entendía el verdadero significado de la vida”, cuenta el atleta a Runner’s World. “Simplemente me demostró que siempre hay que hacer lo que amas y no esperar a un diagnóstico para empezar a hacerlo”.PUBLICIDAD

El cáncer de próstata es la octava muerte debido al cáncer en el mundo. Entonces, cogiendo a su amigo Webber como inspiración, decidió recaudar dinero para una organización sin ánimo de lucro que lucha contra el cáncer de próstata en Reino Unido. A la vez que organizaba su viaje que le iba a llevar a recorrer gran parte del mundo.

Un viaje alrededor del mundo

Planificar este viaje le llevó dos años, ya que Butter tuvo que recaudar fondos para poder financiar esta travesía, reunir las visas necesarias, adquirir seguridad para ciertos países e investigar sobre los lugares en los que iba a correr. Finalmente, el 6 de enero de 2018 cogió su mochila y se dirigió hasta la primera parada de su viaje: Toronto. Desde allí fue avanzando por América del Norte, pasando por América Central, para luego recorrer toda América del Sur antes de partir hacia el este. Luego dividió el viaje entre África y Europa y finalmente Asia y Australia.

Durante esta aventura en solitario, Butter tuvo que hacer auténticos malabarismos con dos pasaportes a la vez; en total, tuvo hasta nueve durante todo el viaje. Con esos pasaportes y 120 visas en total, pudo pasar a todos los 196 países en total que visitó. “Tener múltiples significaba hacer malabares con las visas correctas en el momento adecuado”, cuenta. “Era mucho para hacer un seguimiento, pero los pasaportes son un gran recuerdo del viaje”.

196 maratones en total

Nick Butter tuvo que hacer de dos a tres maratones por semana para conseguir el reto que se había propuesto. Hubo corredores que se unieron a él, como por ejemplo los 1.000 niños de un colegio de El Salvador o el presidente de Luxemburgo, e incluso junto a un volcán en erupción en Guatemala. Sin embargo, su parte favorita fueron las historias de las personas que conoció y compartió con ellos.


Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next