GOBIERNO CHILENO CULPA AL K-POP POR RECIENTES PROTESTAS “INSÓLITO”

Un informe publicado el domingo por el Ministerio del Interior de Chile atribuyó las continuas protestas y disturbios civiles de Chile a “influencias y medios internacionales”. Esto incluye, entre otros, fanáticos del K-Pop.

El documento de 112 páginas, que se centró en las cuentas de redes sociales de 5 millones de usuarios del 18 de octubre al 21 de noviembre, afirma que el 19,3 por ciento de los 60 millones de comentarios analizados provino del extranjero, según Presna Latina. Las plataformas de redes sociales que el gobierno examinó fueron Telegram, Instagram, Facebook y Whatsapp.

Entre las influencias culpables: los canales de cable rusos teleSUR y Russia Today, múltiples cantantes y compositores españoles, varias jugadoras de fútbol, ​​varios cómics y políticos como Camila Vallejo, Karol Cariola, Beatriz Sánchez y Pamela Jiles.

Sin embargo, un grupo señaló específicamente que influyeron en las protestas los fanáticos chilenos del K-Pop. El informe preguntaba directamente: “¿Está K-Pop detrás de la protesta chilena?” según CNN Chile, según lo traducido por Google.

Los fanáticos del K-Pop, o Korean Pop, una forma de música originaria de Corea del Sur análoga a las bandas o grupos de chicas estadounidenses, son acusados ​​por el gobierno de hacer comentarios contra los carabineros (la fuerza policial chilena).

CNN Chile agrega que el informe dice que estos usuarios “se centran principalmente en cuestionar las muertes durante las protestas, mencionar con frecuencia las violaciones de los derechos humanos y criticar el silencio de los medios o bloquear las redes sociales”.

K-Pop

Lo que comenzó como una serie de protestas estudiantiles el 18 de octubre ha encendido un movimiento nacional que busca abordar la disparidad de clases y salarios, que los manifestantes dicen que todavía florece en el país, a pesar de su regreso a la democracia en 1990 después de la dictadura del general Augusto Pinochet.

Los manifestantes, mientras tanto, continúan pidiendo la renuncia del presidente Sebastián Piñera. Piñera ha presentado un proyecto de ley para aumentar el salario mínimo de $ 396 (7513.74 pesos) a $ 460 (8728.09 pesos), mientras que los sindicatos continúan solicitando $ 657 (500,000 pesos). Los líderes del Senado y la Cámara de Representantes de Chile, así como el secretario general se reunieron con Piñera el 17 de diciembre, instándolo a retirar el proyecto de ley y considerar una reforma estructural completa del sistema.

Las preocupaciones de los manifestantes también están alimentadas por un próximo referéndum sobre la constitución del país, que no ha sido reemplazado por completo desde la dictadura de Pinochet. El 26 de abril, se les preguntará a los votantes si desean que se redacte una nueva constitución. El referéndum también pregunta a los votantes que deberían redactar una nueva constitución: una convención constitucional creada a partir de un grupo mixto de ciudadanos y legisladores, o una convención compuesta solo por ciudadanos.

Una consulta no vinculante celebrada la semana del 8 de diciembre mostró que el 92.4 por ciento de los que votaron quieren una nueva constitución y el 73.1 por ciento quiere una convención de todos los ciudadanos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next