COVID-19 acaba con la vida de otro leopardo de las nieves en Estados Unidos.

Rilu es el último leopardo de las nieves en cautiverio en morir poco después de contraer COVID-19, y al menos otros cuatro grandes felinos murieron por complicaciones de COVID en el último año.

El leopardo se encontraba ubicado en un zoológico de Illinois, Miller Park Zoo. ”Rilu, de 11 años, murió recientemente, después de luchar contra una neumonía inducida por COVID«, informó el parque mediante redes sociales, junto una serie fotografías tomadas por Joel Sartore .

«Los invitados y el personal extrañarán la personalidad y la belleza de Rilu, pero no lo olvidarán», decía el pie de foto en su publicación , y recordaba a los visitantes que «se requieren máscaras en todos los espacios interiores en Miller Park Zoo».

La desgarradora actualización se produjo un día después de que el zoológico anunciara que más de uno de sus grandes felinos estaba «mostrando síntomas nuevamente».

«El primer gato comenzó a toser y tuvo una respiración áspera a partir del 20 de noviembre. Los otros cuatro gatos aún están bajo tratamiento veterinario», escribieron, y también incluyeron una declaración del superintendente del zoológico, Jay Tetzloff: «Es nuestra obligación hacer todo lo que podamos». hacer por los animales aquí en el Miller Park Zoo».

Durante el fin de semana, Sartore compartió un video de un leopardo de las nieves en su propia cuenta de Instagram, suplicando a sus seguidores: «Si aún no han recibido una vacuna y un refuerzo, háganlo. Es más que vidas humanas lo que está en juego, los leopardos de las nieves están demostrando ser extremadamente susceptibles a la enfermedad y, a menudo, es fatal», expresó en su publicación anunciando la triste noticia de la muerte de Rilu .

Miller Park Zoo también compartió que Rilu, a quien la instalación adquirió en 2011, «produjo siete crías vivas que ahora forman parte del Plan de supervivencia de especies (SSP)» y, como resultado, «hizo del Miller Park Zoo una de las instituciones líderes en el mundo en la producción de cachorros de leopardo de las nieves». Si bien la esperanza de vida de un leopardo de las nieves es generalmente de 10 a 12 años en la naturaleza, pueden sobrevivir hasta 22 años en cautiverio, según Snow Leopard Trust .

Se han confirmado diferentes casos como el de Rilu; En octubre, un leopardo de las nieves de dos años y medio murió en el Zoológico de Great Plains en Dakota del Sur,  después de mostrar síntomas relacionados al COVID, tambien un gato llamado Baya mostró síntomas por primera vez un día después de que un tigre llamado Keesa dio positivo por el virus que causa el COVID-19. Baya experimentó «un rápido declive de la función respiratoria» antes de fallecer en el zoológico de Sioux Falls, al mes siguiente, un trío de leopardos de las nieves, llamados Ranney, Everest y Makalu, murió por complicaciones de COVID-19 en el Lincoln Children’s Zoo en Nebraska.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades afirman que algunos animales en todo el mundo han sido infectados con el virus que causa el COVID desde que comenzó la pandemia, generalmente después de un contacto cercano con personas con COVID. La agencia afirma que el riesgo de que las mascotas propaguen el COVID a los humanos es bajo, pero los humanos con COVID deben proteger a las mascotas aislándose de sus animales hasta que estén sanos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next