Hombre confiesa haber apuñalado repetidamente a niña que salió a beber agua en un colegio.

Beatriz Mota, una niña de 7 años e hija de una diputada brasileña, fue brutalmente asesinada a puñaladas en una noche de graduación escolar en 2015.

Horror en la escuela: tenía 7 años, dejó el salón para ir a tomar agua y la  hallaron muerta de 42 puñaladas - Infobae

Después de un poco más de seis años del asesinato de Beatriz Mota, su asesino confesó el cruel crimen. Se habla de Marcelo Da Silva, un sujeto de 40 años que ha aceptado los cargos por acabar con la vida de Beatriz, quien fue encontrada la noche del 10 de diciembre de 2015, con numerosas puñaladas en una esquina oscura de su propio colegio.

Esa noche Beatriz disfrutaba con su familia la graduación de su hermana Samira, en un colegio privado en Petrolina, estado de Pernambuco. A lo largo del evento, Beatriz se ausentó por un poco de agua, poniendo en aviso a su madre, Lucía Mota, quien se desempeñaba como diputada, que tenía sed.

Pero lastimosamente la niña nunca regresó, y después de 40 minutos de búsqueda la encontraron muerta, apuñalada, aunque sin rastros de violencia sexual, en una bodega dentro del mismo colegio, y aún con el arma blanca en su cuerpo.

En un inicio se habló de 42 puñaladas, pero según medios locales la policía ha confirmado recientemente que fueron 10.

6 AÑOS DESPUÉS CONSIGUEN A SU ASESINO! Una niña dejó el salón para tomar  agua y la hallaron muerta en Brasil - Noticia al Minuto

En el cuchillo se encontraba el ADN del asesino, sin embargo solo hasta los primeros días de 2022 las autoridades forenses anunciaron finalmente que habían encontrado la coincidencia, y se trataba de Marcelo Da Silva, quien más adelante confesó el crimen y que además tiene varios delitos en sus antecedentes. De hecho, estaba detenido desde 2016 por hurto y es culpado de violar a una joven de 14 años, caso que sigue sin resolverse.

Según las declaraciones oficiales, la razón del crimen habría sido silenciar a la niña, que descubrió al criminal con el arma. Marcelo Da Silva ya fue declarado culpable el pasado 11 de enero por el asesinato de Beatriz.

Sin embargo, para la familia de la niña, que durante todos estos años ha exigido justicia, existen muchas dudas: “¿cómo entró y salió el criminal del colegio?, ¿tuvo cómplices?, ¿semejante sevicia solo por sorprenderlo con un arma?” estas son algunas de las preguntas que mortifican a la madre, para quien las piezas no concuerdan.

En entrevista con Globo, la abogada del criminal dijo que Marcelo Da Silva reconoce la crueldad del asesinato y que confesó con el fin de “aliviar el alma” de la familia y de la madre de Beatriz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next