La “sexta extinción masiva” en la historia de la tierra ya está en marcha, advierten los científicos.

Después de 65 años de la última extinción masiva, que determinó el fin de los dinosaurios y del 75% de las especies del Planeta Tierra, los seres humanos deberán estar listos para una Sexta Extinción Masiva, la cual ya empezó, conforme a una nueva investigación.

ONU: Se necesita una acción "sin precedente" para sobrevivir al calentamiento  global - MuyComputer

Según un estudio científico nos enfrentamos al inicio de lo que sería la sexta extinción masiva en la historia de la tierra, además aseguran que esta es la única extinción masiva provocada por la humanidad,  y en ella interfieren el cambio climático, la destrucción del hábitat, la contaminación y la agricultura industrial.

La información, que  se dio  a conocer  hace poco en la revista Biological Reviews, es la exhaustiva investigación  de biólogos del Centro de Investigación de Biociencias Manoa Pacific de la Universidad de Hawái en compañía de la Escuela de Ciencias y Tecnología de los Océanos y la Tierra (SOEST), en cooperación con el Muséum National d’ Histoire Naturelle de Francia.

La investigación estimó que desde el año 1500, la Tierra ya podría haber perdido entre el 7,5% y el 13% de sus 2 millones de especies conocidas. «Las tasas de extinción de especies aumentaron drásticamente y la disminución de la abundancia de muchas poblaciones de animales y plantas está bien documentada, pero algunos niegan que estos fenómenos equivalgan a una extinción masiva», dijo Robert Cowie, autor principal del estudio de la Universidad de Hawái en Manoa.

Lo que confirma las advertencias anteriores de que las especies de la Tierra han estado muriendo a un ritmo acelerado en los últimos siglos. Hasta el momento, el planeta ha sufrido cinco muertes importantes de especies: eventos de extinción marcados por la pérdida masiva de biodiversidad debido a fenómenos naturales extremos.

De manera similar a la negación climática, muchos todavía no aceptan que la mortandad de especies en curso equivale a una sexta extinción masiva, según los expertos. Aseguraron que esta negación se debió a una observación errónea de la crisis que se desarrolla, ya que se enfoca solo en los mamíferos y las aves, ignorando la tasa de moratlidad de los invertebrados, que constituyen alrededor del 95 por ciento de las especies animales conocidas. “A menudo, utilizan la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para respaldar su postura, argumentando que la tasa de pérdida de especies no difiere de la tasa de fondo”, escribieron los investigadores en el estudio. «Sin embargo, la Lista Roja está muy sesgada: casi todas las aves y mamíferos, pero solo una pequeña fracción de los invertebrados, han sido evaluados según los criterios de conservación».

Dado que los invertebrados, como las especies de insectos, tienen menos probabilidades de ser evaluados que las especies más conocidas en otros grupos, los investigadores dijeron que estas criaturas bien podrían ser las «más probables de estar amenazadas» y, por lo tanto, de haberse extinguido.

“Por lo tanto, los números evaluados como Extintos en la Lista Roja son subestimaciones e inapropiados para estimar los niveles reales de extinción”, afirmaron.  

Si bien la Lista Roja sugiere que alrededor de 900 especies están extintas, los investigadores dijeron que el número real de extinciones supera significativamente la tasa normal de extinciones en el planeta. Estimaron que entre 150.000 y 260.000 de los casi 2 millones de especies conocidas pueden haberse extinguido desde el año 1500, aproximadamente.  

Entre las formas de vida en la Tierra en proceso de extinción, el estudio encontró más evidencia de que las especies terrestres, particularmente las especies insulares, están sufriendo tasas de mortandad mucho mayores que las continentales.

Si bien algunos dijeron que esta extinción masiva es una trayectoria natural y que los humanos son solo otra especie que desempeña su papel en la Tierra, los investigadores argumentaron que los humanos son la única especie que tiene una elección consciente con respecto al futuro del planeta.

Hicieron un llamado a los científicos para recolectar y documentar tantas especies como sea posible antes de que sea demasiado tarde para estudiarlas. “Negar la crisis, aceptarla y no hacer nada al respecto, o abrazarla y manipularla para el beneficio voluble de las personas, definido sin duda por los políticos y los intereses comerciales, es una abrogación de la responsabilidad moral”, agregaron los investigadores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next