Es posible que el café y la cerveza no sobrevivan al cambio climático

tomar café caliente es mejor que la cerveza fría

Parece que no quedará cerveza ni café para presenciar el fin del mundo, siempre que eso suceda.

El cambio climático es un problema tan enorme, con ramificaciones tan potencialmente catastróficas, que muchas personas tienen problemas para entender el peligro que enfrentamos.

Para ser más directos:

El cambio climático significa que pagará más por el café, todos los días, posiblemente por el resto de su vida.

Y puede que no sepa tan bien.

“Estudios recientes muestran que hasta el 60% de las especies de café están en riesgo de extinción debido a los impactos del cambio climático”

El cambio climático no es solo un problema ambiental. Es un tema de consumo.

Ya no hay duda de qué causa el clima extremo en el mundo

El costo de los alimentos está aumentando. Eso se debe en parte a problemas de mano de obra relacionados con la pandemia.

Pero también es un reflejo de cómo el clima cambiante de nuestro planeta está afectando los cultivos, el ganado y otras fuentes de alimentos.

“Los precios reflejan la oferta y la demanda, y si los costos de producción aumentan o la oferta se vuelve más restringida, los precios subirán”, dijo Carolyn Dimitri, profesora asociada de nutrición y estudios alimentarios en la Universidad de Nueva York.

“Es probable que el cambio climático aumente los costos de producción y reduzca la oferta, al menos en algunos años”, predijo, y agregó que estaría “horrorizada” si el café decente se volviera más difícil de conseguir.

“Pagaré casi cualquier precio por mi café”, dijo Dimitri, haciéndose eco de mis propios pensamientos y, sospecho, los de millones de otros bebedores de café.

No más cerveza: C

La bebida fermentada favorita del mundo podría verse afectada, ya que el clima errático y las sequías son impulsados ​​por el impacto del cambio climático en los cultivos y el agua dulce.

7 buenas razones para tomar cerveza | National Geographic en Español

La mayor parte del agua utilizada en la producción de cerveza se destina a la agricultura. La cebada, que le da a la cerveza su sabor incomparable y color, requiere de 15 a 17 pulgadas de agua para completar su ciclo de fermentación, mientras que algunas variedades de lúpulo requieren cuatro veces más. Los científicos predicen que las sequías y las temperaturas más altas podrían afectar los cultivos de cebada lo suficiente como para causar escasez de cerveza en unos 50 años.

si usted disfruta de un rico café para empezar el día o una cerveza bien fría compartiendo con sus amigos y familia, tenga conciencia de los efectos colaterales de la contaminación, y cambie hábitos para bien de nuestro planeta, nos vemos en el fin del mundo, salud.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next