La OMS clasificó oficialmente la adicción a los video juegos como un trastorno mental.

¿Crees que tu hijo es adicto a los videojuegos? Podría haber algo en ello.

La Organización Mundial de la Salud convirtió la adicción a los videojuegos en  un trastorno de salud mental oficial. La organización con sede en Ginebra agregó el «trastorno del juego» a la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados o «ICD-11», que entrará en vigencia en enero de 2022.

La condición está incluida en la guía médica mundial dentro de una sección que detalla los trastornos debido al uso de sustancias o comportamientos adictivos, junto con el «Trastorno del juego».

El ICD-11 describe el «trastorno del juego» como el uso recurrente de videojuegos que conduce a un «control deteriorado sobre el juego» y una «prioridad creciente dada al juego en la medida en que el juego tiene prioridad sobre otros intereses de la vida y actividades diarias», a pesar de «la ocurrencia de consecuencias negativas”.

Funcionarios de salud y representantes de la industria de los videojuegos de todo el mundo criticaron la medida de la OMS. Todavía no hay suficiente investigación para justificar la clasificación de un trastorno del juego, escribió un equipo internacional de más de tres docenas de investigadores de salud mental en un artículo publicado en el Journal of Behavioral Addictions el año pasado, tres meses antes de que la OMS anunciara sus planes de incluir «Trastorno del juego» en la guía.

«El riesgo de abuso de un nuevo trastorno formalizado que implica únicamente el comportamiento de jugar videojuegos, una actividad de entretenimiento estigmatizada, solo puede expandir los problemas de falsos positivos en psiquiatría», escribieron los investigadores.

Uno de los investigadores, Chris Ferguson, psicólogo e investigador de medios de la Universidad de Stetson en DeLand, Florida, volvió a publicar el artículo en Twitter después de la acción de la organización. «Es probable que esta expansión tenga un costo psicológico y social, lo que podría dañar el bienestar de nuestros niños».

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría  dijo que no hay «evidencia suficiente» para considerar la adicción a los juegos como un «trastorno mental único».

Citando preocupaciones similares, los grupos de videojuegos, incluida la Asociación de software de entretenimiento y la Asociación interactiva del Reino Unido, pidieron a la OMS que «reconsidere su decisión». La OMS «es una organización estimada y su orientación debe basarse en revisiones regulares, inclusivas y transparentes respaldadas por expertos independientes», dijo su declaración.

«El ‘trastorno del juego’ no se basa en pruebas lo suficientemente sólidas como para justificar su inclusión en una de las herramientas normativas más importantes de la OMS».

Ha habido investigaciones que documentan casos de personas que juegan videojuegos hasta 20 horas al día en detrimento de otras actividades, incluido el trabajo, el sueño y la alimentación, dijo a Reuters Shekhar Saxena, experto en salud mental y abuso de sustancias de la OMS .

Una pequeña minoría de jugadores puede desarrollar el problema, pero la clasificación del trastorno podría conducir a señales de advertencia tempranas que previenen la adicción, expresó.

«Este es un comportamiento ocasional o transitorio», manifestó Saxena a Reuters, y señaló que las personas deben exhibir el comportamiento durante al menos un año para cumplir con el diagnóstico.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next