Científicos afirman que existen decenas de virus de “alto riesgo” para los humanos en los animales salvajes que consumen en China.

Las especies de vida silvestre vendidas en mercados húmedos en China se vincularon con la aparición de SARS y Covid-19. Ahora, una encuesta exhaustiva de patógenos virales ha descubierto que albergan una variedad de enfermedades que amenazan a los humanos y otros animales.

Un estudio de más de una docena de especies de animales de caza comercializados, vendidos y consumidos comúnmente como alimentos exóticos en China identificó 71 virus de mamíferos, incluidos 18 considerados «potencialmente de alto riesgo» para las personas y los animales domésticos. Las civetas, los carnívoros parecidos a gatos implicados en la propagación del virus respiratorio agudo severo en los mercados del  del sur de China hace casi 20 años, portaban los microbios más preocupantes, según la investigación, publicada el viernes.

Aunque los autores en China, EE. UU., Bélgica y Australia no encontraron nada parecido al SARS-CoV-2, el coronavirus responsable de la pandemia de Covid-19 demostraron que las cepas portadas por los murciélagos se transmiten a través de la barrera de especies para infectar a otros animales en eventos indirectos que corren el riesgo de sembrar brotes peligrosos. También descubrieron que los animales de caza estaban infectados con virus que antes se creía que solo existían en las personas.

«Este estudio destaca exactamente por qué el comercio de vida silvestre y los mercados de animales vivos son un accidente pandémico que está a punto de ocurrir», dijo el coautor Edward Holmes, biólogo evolutivo de la Universidad de Sydney, en un correo electrónico. “Este documento también muestra que los humanos transmiten regularmente sus virus a otros animales.  Claramente hay tráfico de virus de dos vías”

Amenazas futuras 

La investigación, apoyada por el Programa Nacional de Investigación y Desarrollo Clave de China y otros, muestra el compromiso de buscar futuras amenazas pandémicas. El manuscrito de 40 páginas se publicó en bioRxiv, un repositorio de preimpresión de acceso abierto, antes de la revisión por pares y la publicación.

La investigación exhaustiva de la diversidad y abundancia de virus asociados con vertebrados en animales de caza en China es la primera en evaluar qué especies tienen el mayor potencial de portar virus que podrían desencadenar un brote.

Los científicos aún tienen que determinar los orígenes del SARS-CoV-2. El debate sobre su génesis se ha fusionado en torno a dos ideas en competencia: un escape de laboratorio o un desbordamiento de los animales. Los estudios que identifican coronavirus estrechamente relacionados, incluso en murciélagos que habitan en cuevas de piedra caliza en el norte de Laos y en  y en Camboya, respaldan la última hipótesis, especialmente porque se sabía que los animales vivos susceptibles a la infección se vendían en los mercados de Wuhan, la ciudad del centro de China donde se detectaron los primeros casos de Covid-19.

Mascotas exoticas
Las especies de vida silvestre capturadas en sus hábitats naturales o criadas en granjas se comercializan tanto legales como ilegalmente en todo el mundo para satisfacer la demanda de alimentos, pieles, medicinas tradicionales, mascotas exóticas y exhibiciones en zoológicos. El mercado en China tenía un valor estimado de 520 000 millones de yuanes (82 000 millones de dólares) en 2016.

China prohibió el comercio después de que surgiera el Covid-19 y, posteriormente, el gobierno prohibió el consumo humano de animales salvajes terrestres. La medida, a principios de 2020, reconoció que las malas condiciones de higiene y el contacto cercano entre animales y humanos, así como la amplia mezcla de especies dentro de los mercados de animales vivos y los restaurantes a los que sirven, crean un caldo de cultivo ideal para enfermedades infecciosas emergentes.

Shuo Su, profesor de medicina veterinaria en la Universidad Agrícola de Nanjing, y sus colegas examinaron 1725 animales de caza de 16 especies comúnmente cazadas o consumidas como alimento en 19 provincias de China. Entre docenas de virus de mamíferos identificados en los últimos cinco años, 45 no se habían descrito previamente.

“Con la excepción de los pangolines, ha habido poca investigación sobre los animales de caza, a pesar de que tienen un contacto cercano con humanos y animales domésticos y, por lo tanto, proporcionan un vínculo con otras especies de vida silvestre”, dijeron los autores.

Gripe aviar
Muchas de las especies investigadas aparecían en una lista de precios en el Mercado Mayorista de Mariscos de Huanan en Wuhan, el epicentro del brote inicial de Covid, entre los hallazgos notables del virus, los científicos identificaron por primera vez la presencia del virus de la hepatitis E y la cepa de influenza H9N2 en tejones y civetas.

Ese virus de la gripe aviar en particular es ahora la cepa más frecuente en pollos y patos, y ha provocado numerosas infecciones en personas en China, dijeron los autores. Causó síntomas respiratorios evidentes en los tejones asiáticos, aunque una civeta infectada parecía sana, dijeron.

Los científicos también encontraron un número de moderado a alto de patógenos que se cree que son específicos de los humanos en pangolines, civetas y ratas de bambú. Incluyeron el norovirus, una fuente notoria de vómitos y diarrea en los cruceros, y la influenza B.

Además, los autores identificaron la transmisión entre especies de varios virus animales, incluidos un coronavirus asociado con murciélagos en una civeta, un coronavirus asociado con aves en puercoespines y un neumovirus porcino asociado con cerdos en pangolines. La transmisión de un coronavirus de murciélago a una civeta es especialmente preocupante, dijo Holmes de la Universidad de Sydney.

“Otro salto de especies de civetas a humanos podría fácilmente iniciar un brote importante”, dijo, y agregó que es muy probable que un patrón similar de transmisión entre especies haya causado la aparición del SARS-CoV-2.

“Los animales vendidos como caza en los mercados de animales vivos portan una amplia gama de patógenos virales”, dijo Holmes, quien recibió el Premio de Ciencias del Primer Ministro de Australia este mes. “El virus correcto en el animal correcto en el momento correcto podría desencadenar fácilmente una pandemia global”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next