Noticias falsas de Ucrania: 7 pasos para identificar información errónea y desinformación

Si no quieres ser parte involuntaria de compartir propaganda falsa, sigue estos pasos

Cómo detectar una falsificación

Si no quiere ser parte involuntaria de la difusión de propaganda rusa, hay una serie de pasos que todos los usuarios de redes sociales y consumidores de noticias pueden seguir.

Un video que muestra lo que parecen ser filas de cadáveres -y compartido por la cuenta oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia- no tiene nada que ver con la invasión de Ucrania
Un video que muestra lo que parecen ser filas de cadáveres -y compartido por la cuenta oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia- no tiene nada que ver con la invasión de Ucrania

1. Haga una pausa antes de compartir. 

Están tomando ejemplos de información errónea (a menudo bien intencionada) en apoyo de Ucrania y usándolos para respaldar afirmaciones de que la guerra es una noticia falsa. Ella cita el ejemplo de un video que afirmaba mostrar a los soldados ucranianos despidiéndose de sus parejas y esposas y que “todavía se está compartiendo. Fue en las redes sociales hoy. Es un video emotivo que cuenta una historia y encaja perfectamente con lo que está sucediendo en Ucrania en este momento. Pero el video es de 2017 y está tomado de un tráiler de un documental ucraniano”.

2. Busque la ubicación, la fecha y la fuente del video. 

“Vuelva al nombre de usuario o al identificador de Twitter. Si no puede encontrar la fuente original, no la comparta”, dice. Determinar la ubicación requiere más paciencia, pero es posible, como lo ha demostrado una comunidad de voluntarios que utilizan Google Maps y tecnología de código abierto para documentar la guerra en tiempo real. “Hacemos una coincidencia exacta en Google Maps de lo que podemos ver en el video. Pero ese es un proceso complejo”.

3. Preste mucha atención a los detalles de lo que está viendo.

 “Asegúrese de que este video represente lo que dice y que la leyenda coincida con lo que sucede en el video”, sugiere. ¿Hay señales de tráfico? ¿Edificios distintivos? ¿Nombres de tiendas? Algunos videos se desacreditan fácilmente con solo mirarlos.

4. Realice una búsqueda inversa de imágenes. 

Puede hacer esto con un video tomando varias capturas de pantalla. Cargas las imágenes y rastreará Internet para ver si ha aparecido antes. A Ibraheem le gusta Tineye.com. Otras herramientas incluyen la propia herramienta de imagen inversa de Google y la extensión del navegador RevEye.

5. Confía en tus sentidos.

 “Cree en ti mismo, cree en tu capacidad para tratar de hacer tu propia investigación”. Otra pista pueden ser los videos que tienen una resolución extremadamente baja, lo que puede significar que han sido capturados en pantalla varias veces. Busque los hashtags asociados con las cuentas de información errónea: #RussianTroopsForTruth

6. Conozca sus fuentes. 

Comparta información procedente de medios de comunicación fiables, en particular aquellos con periodistas sobre el terreno en Ucrania. Las cuentas de impostores son comunes, así que asegúrate de que la que estás retuiteando o volviendo a publicar sea quien dice ser. Y si no lo eres, no lo publiques.

7. Comprueba si alguien más ya ha verificado o desacreditado la publicación que estás tentado a compartir.

 Associated Press y Reuters ejecutan servicios de verificación de hechos de gran prestigio. Ibraheem menciona grupos voluntarios como Bellingcat.com que se han convertido en fuentes confiables para separar las noticias del ruido. Otro grupo de este tipo es el Centro para la Resiliencia de la Información con sede en el Reino Unido.

Desinformación

Hay diferentes tipos de información falsa o engañosa, y no toda se comparte con malas intenciones. Ibraheem hace una distinción entre la desinformación y el tipo de desinformación que las fuerzas pro-Kremlin perpetúan sistemáticamente. La desinformación, dice, es “cuando las personas comparten contenido sin darse cuenta de que este contenido es engañoso o falso”. Pueden compartir, dice, porque quieren ser parte de una comunidad o para mostrar su apoyo a la gente de Ucrania. Pero si bien sus intenciones son buenas, “es una desinformación. Son parte del fenómeno”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Previous
Next
Previous
Next