en vivo

5 febrero, 2023 5:44 am

Image result for venezolanos

Colombia dijo el lunes que está expulsando a 59 venezolanos por participar en protestas callejeras, mientras el presidente conservador Ivan Duque se reunió con líderes empresariales y laborales en un intento por sofocar las violentas protestas antigubernamentales.

Los manifestantes planearon otra gran marcha el lunes a pesar del lanzamiento de Duque de un diálogo nacional el domingo para abordar la corrupción, la desigualdad económica y otros problemas.

Los venezolanos han sido clasificados como una amenaza para el orden público y la seguridad nacional, dijo la agencia de migración del gobierno.

Desde el jueves pasado, Colombia ha sido golpeada por protestas masivas sin precedentes contra el impopular Duque, uniéndose a una ola de ira popular que, por diferentes razones, se ha extendido por Ecuador, Chile y Bolivia.

Los colombianos quieren que Duque luche más duro contra la corrupción, mejore la educación pública y proporcione un crecimiento económico más equitativo.

Image result for colombia

También están preocupados por la gestión de un acuerdo de paz de 2016 con los rebeldes izquierdistas de las FARC, que es impopular entre muchos colombianos.

Huyendo de Venezuela

La administración de Duque también tiene que lidiar con la acogida de 1,4 millones de refugiados que huyen del colapso económico de la vecina Venezuela,

Christian Kruger, el director de Migración de Colombia, dijo que el país había dado la bienvenida a los 59 venezolanos que ahora debían ser expulsados, al igual que muchas personas de su país acosado.

“Pero no toleraremos que un grupo de inadaptados vengan a amenazar la seguridad de nuestras calles”, dijo Kruger en un comunicado.

Dijo que las acciones de estos venezolanos desencadenan “brotes de xenofobia” que perjudican la reputación de buenos venezolanos trabajadores.

Kruger dijo a los periodistas más tarde que serían entregados a las autoridades venezolanas en un cruce fronterizo remoto en el suroeste de Colombia, San Fernando de Atabapo, para “dificultarles el regreso”.

“Si bien es cierto que los extranjeros pueden marchar, lo que no pueden hacer es afectar el orden público y generar vandalismo al poner en riesgo los bienes públicos y privados, así como la integridad de las personas que están en esas marchas”, dijo.

La policía había informado anteriormente que durante una noche de toque de queda el viernes 29, los venezolanos fueron arrestados en Bogotá y Cali por violar esa orden.

Las autoridades de inmigración colombianas dijeron que habían bloqueado la entrada al país de un chileno y un venezolano que, según la “información de inteligencia”, representaban una amenaza para la “tranquilidad y seguridad” del país.

Duque participó el domingo en el lanzamiento de un diálogo nacional con alcaldes y otros funcionarios gubernamentales para abordar las quejas de los manifestantes, que no estuvieron representados en esa sesión inicial.

El presidente de 43 años había advertido en la víspera de una huelga general y una protesta masiva el jueves pasado, que Colombia estaba en riesgo de las mismas convulsiones sociales que habían sacudido a Ecuador, Bolivia y Chile en las últimas semanas.

La gente volvió a marchar el domingo y un importante sindicato convocó otra gran procesión para el lunes.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *