en vivo

1 febrero, 2023 7:05 pm

Estamos presentando: Angie Guzmán Jhon Alex DJ sancocho

El riesgo de oclusión de la vena retiniana (OVR) puede aumentar en los seis meses posteriores a la infección por COVID-19, según un estudio publicado en línea el 14 de abril en JAMA Ophthalmology .

Cuánto paga la ART por pérdida de ojo o de vista? - Marín Pistachia

Bobeck S. Modjtahedi, MD, del Grupo Médico Permanente del Sur de California en Pasadena, y sus colegas realizaron un estudio de cohorte en el que participaron 432 515 pacientes sin antecedentes de oclusión vascular retiniana que fueron diagnosticados con COVID-19 entre el 20 de enero de 2020 y el 31 de mayo , 2021. Se examinó el cambio en la incidencia quincenal promedio de nuevas oclusiones de la arteria retiniana (RAO) y RVO después de COVID-19.

Los investigadores encontraron que 16 pacientes tenían una RAO y 65 tenían una RVO (tasas brutas de incidencia, 3,00 y 12,20 por 1.000.000 de pacientes, respectivamente). Después del ajuste por edad; sexo; raza y etnia autoinformada; índice de masa corporal; antecedentes de diabetes, hipertensión o hiperlipidemia; y hospitalización, hubo una mayor incidencia de nuevas OVR en los seis meses posteriores a la infección por COVID-19 en comparación con los seis meses anteriores a la infección (tasa de tasa de incidencia ajustada, 1,54; intervalo de confianza del 95 por ciento, 1,05 a 2,26; P = 0,03). Se observó un aumento menor, no significativo, en la incidencia de OAR después del diagnóstico de COVID-19 (razón de tasa de incidencia ajustada, 1,35; intervalo de confianza del 95 por ciento, 0,64 a 2,85; P = 0,44). A las 10 a 12 semanas y a las seis a ocho semanas después del diagnóstico de COVID-19, se produjo la incidencia máxima de RAO y RVO, respectivamente.

Fin a la pérdida de visión en el futuro

“Los hallazgos brindan más evidencia del estado protrombótico inducido por COVID-19 e indican que los impactos posteriores a la infección pueden durar varias semanas”, escriben los autores. “Se justifican grandes estudios epidemiológicos para definir mejor la asociación entre los eventos tromboembólicos retinianos y la infección por COVID-19”.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *