radi1

en vivo

14 abril, 2024 9:32 am

Estamos presentando: en charanga te levantas Jhon Alex dj sancocho

Facebook
Twitter

FUE POR UNA COLONOSCOPIA Y LE PERFORARON EL INTESTINO EN EL HOSPITAL REGIONAL DE ANTOFAGASTA

La vida de Josefina Castro ha estado marcada por una verdadera odisea en su búsqueda de atención médica y su enfrentamiento a la negligencia médica. Natalia, su hija, nos cuenta la historia de su madre, una historia que pone en evidencia los desafíos que enfrentan muchos pacientes en el sistema de salud actual.

Todo comenzó hace varios meses cuando Josefina comenzó a experimentar dolencias que requerían una atención médica especializada. Durante este período, se sometió a varios exámenes médicos, incluyendo una colonoscopia para identificar la causa de sus problemas de salud. Sin embargo, los procesos y la atención demorada, los exámenes se vencían, dejando a Josefina en una situación de incertidumbre médica.

La situación llegó a un punto crítico cuando a Josefina se le programó una colonoscopia en el Hospital Regional de Antofagasta. Sin embargo, lo que debería haber sido un procedimiento ambulatorio se convirtió en una pesadilla. Después de horas en la sala de exámenes, la médica que realizó el procedimiento informó a Natalia que su madre había sufrido una perforación en el colón durante la colonoscopia. Esta terrible complicación requería una evaluación urgente y, en caso de daño grave, una cirugía inmediata.

La familia experimentó una serie de negligencias y la falta de atención. Josefina fue dejada en la sala de exámenes sin una cama adecuada durante horas, hasta que la enfermera en jefe de turno intervino para asegurar su hospitalización. La operación de emergencia finalmente tuvo lugar en la medianoche, donde se suturó la perforación en el colón. El cirujano después del procedimiento le explicó a Natalia que su madre debería estar sin comer durante cinco días, con la posibilidad de ingerir alimentos gradualmente, y que había una probabilidad de estar conectada a una bolsa para gestionar sus desechos corporales, si se dañaba la operación.

La familia, indignada por lo sucedido y la falta de responsabilidad por parte del personal médico y directivos, decidió compartir la historia de su madre. La situación ilustra la dificultad de acceder a atención médica oportuna y de calidad en el sistema de salud actual, así como la importancia de responsabilidad y ética en la profesión médica. Josefina, una mujer de 74 años, buscaba simplemente mejorar su calidad de vida a través de un chequeo médico rutinario, y, en cambio, se encontró en una situación de riesgo debido a errores médicos.

La familia de Josefina busca que este caso arroje luz sobre la experiencia de muchos pacientes que luchan contra la burocracia y la negligencia médica. Además, desean recordar a los profesionales médicos la importancia de su vocación y el compromiso con el bienestar de los pacientes por encima de todo.

Entradas Recientes