radi1

en vivo

23 febrero, 2024 5:45 pm

Estamos presentando: Angie Guzmán Jhon Alex DJ sancocho

Facebook
Twitter

Lascar 1993: 30 Aniversario de la Erupción del Volcán Más Emblemático del Norte de Chile

Con más de 30 erupciones registradas en su historia, este enorme volcán explosivo inició su actividad el 19 de abril, duró 32 horas y alcanzó una altura máxima de 20 kilómetros sobre el cráter. Mientras tanto, el chorro en erupción fue arrastrado cientos de kilómetros hacia el sureste, llegando incluso a la costa atlántica de Argentina y Brasil.

Hubo cielos nublados durante dos días, "erupción" de roca y ceniza todos los días y luces de lava por la noche. Se trata de la erupción de lo que la cultura Litkanantay llamó "tata" Lascar, que inició una de las erupciones más poderosas y violentas jamás registradas en el norte de Chile un domingo por la tarde hace tres décadas. Tanto es así que la ceniza esparcida por la erupción alcanzó ciudades argentinas y la costa atlántica.

Debido a su larga historia de actividad eruptiva en los siglos XX y XXI, Lascal es considerado el volcán más activo del norte de Chile, como lo demuestra su más reciente estallido de erupciones desde diciembre de 2022. La primera actividad registrada data de 1854 y se han registrado más de 30 erupciones con columnas de ceniza, ceniza y otros elementos expulsados ​​del volcán.

Ese domingo, una enorme columna de ceniza apareció en el cielo de las comunidades cercanas. “Era como ver crecer una coliflor durante el día. Fue tan grande que cubrió el cielo y oscureció todo San Pedro de Atacama”, recordó un anciano del pueblo. Manuel Cáceres, de 73 años, comentó algo así: “La erupción se veía desde lejos y fue masiva, pero no pasó nada. . aquí en San Pedro, pero en un pueblo cercano como Tarabre.

" De hecho, Lasca se ubica a 17 kilómetros de la comunidad indígena atakameño de Talabre ya 70 kilómetros de San Pedro de Atacama, uno de los 21 volcanes activos de la región de Antofagasta. Se cree que la erupción del 19 al 20 de abril de 1993 es la tercera erupción más violenta jamás registrada en Chile y la erupción más explosiva registrada en el macizo en los últimos 7.000 años. "La erupción de 1993 se caracterizó por al menos nueve pulsos eruptivos de intensidad variable, que produjeron penachos de ceniza y flujos piroclásticos debido al colapso parcial de la columna de erupción.

Estos flujos consistieron en material expulsado del volcán, así como roca y alta temperatura fluye los gases”, explica Alfredo Esquivel, estudiante de doctorado del Instituto Milenio de Riesgo Volcánico - Volcán Ckelar. La erupción duró unas 32 horas y alcanzó una altura de más de 20 kilómetros sobre el cráter, y el pulso más fuerte se produjo el 20 de abril entre las 06:28 y las 09:20. “Estos flujos piroclásticos, agregan los geólogos de la UCN, alcanzan temperaturas de 400 a 900 grados centígrados y velocidades superiores a los 120 kilómetros por hora. Por lo tanto, este proceso volcánico proporciona un tiempo de reacción muy corto cuando se genera un flujo piroclástico, de apenas unos minutos. "Laska es un volcán en llamas y es peligroso.

Lanza lava. Angel Salva, quien vive hoy al pie del "volcán de agua" Licancabur, describe el volcán de la siguiente manera: "La ceniza de esta erupción llegó a Argentina y yo estaba comerciando en el cruce de Yama. La ceniza comenzó a caer a las 03:00 de la mañana, estaba oscuro y no se podía ver a unos metros, había un fuerte olor a azufre y se escuchaban los sonidos de las explosiones. "

Ana María Barón, arqueóloga y ex alcaldesa de San Pedro de Atacama en 1993, recordó: “Estar bajo esa nube fue una experiencia aterradora y hermosa a la vez. Para mí es la mejor experiencia que he tenido con la naturaleza”. Dijo que él, como las autoridades, tuvo que correr al pueblo de Tarabre para desalojar el pueblo, pero Don Fabio Sousa, quien estaba a cargo del pueblo en ese momento, nos aseguró que no saldrían de sus casas por su relación. con el volcán y no-Ata Carmenhos es diferente.

Paula Ramos, geóloga atacameña y residente de San Pedro de Atacama, explica parte de esta cosmovisión: “La perspectiva de que nacimos y crecimos en el desierto de Atacama es diferente porque sabemos que los volcanes nos protegen. Tenemos una relación muy estrecha con la tierra, la naturaleza, pacha o patta hoiri, que es la madre protectora. Y los volcanes son parte de eso, así que cuando entran en erupción, sabemos que es parte de lo que debe suceder, y nuestros abuelos nunca nos transmitieron el miedo o el pavor". Con motivo del 30 aniversario de la erupción de Lasca, las comunidades indígenas atakameños de Tarabre y Chekla realizarán hoy en la ciudad un acto conmemorativo que incluirá charlas sobre saberes ancestrales y vulcanología, una exposición científica y una erupción vi.

Entradas Recientes