radi1

en vivo

18 julio, 2024 6:44 am

Facebook
Twitter

Emergencia Hídrica en Uruguay Refuerza la Validación de la Estrategia de Desalación de Aguas Antofagasta

La peor sequía en más de 70 años en Uruguay ha desencadenado una emergencia hídrica en la capital, Montevideo, poniendo en riesgo el abastecimiento para más de 1,7 millones de habitantes. Con el peligro inminente de racionamiento en las próximas semanas, la situación ha generado preocupación en la región.

En contraste, Aguas Antofagasta, desde su perspectiva en Chile, analiza con atención este escenario y destaca la solidez de su estrategia de desalación como el camino correcto. Paula Carrasco, directora de Asuntos Corporativos de la compañía, expresó que la falta de inversiones previas en Uruguay ha llevado a la difícil situación en el área metropolitana de Montevideo. Sin embargo, Aguas Antofagasta se enorgullece de contar con un sistema de abastecimiento robusto y resiliente, basado en dos fuentes productivas: los afluentes cordilleranos y el mar.

Paula Carrasco, directora de Asuntos Corporativos Aguas Antofagasta

Desde 2015, Grupo EPM ha invertido alrededor de US$445 millones en obras complementarias que sustentan el sistema de abastecimiento de Aguas Antofagasta, incluyendo estanques de almacenamiento, nuevas conducciones y mejoras operativas. Estas inversiones garantizan la certeza hídrica en la región, permitiendo un suministro de hasta 16 horas en caso de emergencia sin necesidad de recurrir a abastecimiento alternativo.

La apuesta por la desalación ha sido clave para la sostenibilidad de la región de Antofagasta. Hace dos décadas, la producción de agua potable a partir de desalación era una iniciativa novedosa, y hoy se ha convertido en una de las principales exponentes en Latinoamérica en el uso de esta tecnología. Con más de 230 millones de dólares invertidos en proyectos de desalación en la región, Aguas Antofagasta se ha asegurado una de las alternativas más sostenibles para abastecerse de agua potable, sin comprometer los recursos para futuras generaciones.

En búsqueda de mayor eficiencia, Aguas Antofagasta proyecta que el 100% de su abastecimiento provenga de la desalación en el futuro cercano. Para lograr este objetivo, están trabajando en una nueva ampliación de la Planta Desaladora Norte, la cual representa la mayor inversión en la historia de la compañía, con 130 millones de dólares destinados a su construcción. Se estima que esta nueva infraestructura entre en operación durante el primer semestre de 2024, aumentando en un 53% la producción actual de agua potable para abastecer a Antofagasta y Mejillones.

Construcción de la nueva planta desalinizadora de Aguas de Antofagasta

La ejecutiva destaca que esta inversión es fundamental para acompañar el desarrollo regional, permitiendo un aumento en la disponibilidad de agua potable para Antofagasta. Además, facilitará el crecimiento poblacional, la expansión de infraestructura pública y el desarrollo productivo en la región.

Aguas Antofagasta hasta el momento, se destaca como un ejemplo de sostenibilidad y visión de futuro en la gestión hídrica, asegurando la disponibilidad de agua potable en la región y afrontando con solidez los desafíos de escasez hídrica que afectan a otras partes del continente.

Entradas Recientes