en vivo

8 febrero, 2023 5:24 pm

Estamos presentando: Angie Guzmán Jhon Alex DJ sancocho

Los eurodiputados del grupo izquierdista GUE / NGL, que recientemente viajaron en una misión de observación en Chile, acusaron el miércoles (13 de noviembre) a la Unión Europea de hacer la vista gorda ante la violación de los derechos humanos en Chile, un socio comercial de la UE.

Tras las movilizaciones que han tenido lugar en Chile desde mediados de octubre, y la negativa de la mayoría de los eurodiputados a discutir este tema en la última sesión plenaria de Estrasburgo, el grupo GUE / NGL decidió enviar a los eurodiputados Miguel Urbán e Idoia Villanueva a Chile participará en una misión de observación.

Después de semanas de manifestaciones, provocadas por un aumento en los precios del transporte público, “la magnitud de la represión estatal” en Chile se volvió similar a los tiempos del dictador Augusto Pinochet, dijo Urban.

“Dado el acuerdo comercial entre Chile y la UE, creemos que la UE tiene un papel importante que desempeñar en esta situación”, agregó.

El acuerdo UE-Chile está sujeto a la ‘cláusula de democracia’, que exige el respeto de los derechos humanos fundamentales en el país, y una cláusula de suspensión en caso de incumplimiento de la cláusula de democracia.

Violación de los derechos humanos

Se informó que al menos 20 personas murieron y más de 2,000 resultaron heridas, desde que comenzaron las protestas en octubre por el aumento de los costos de transporte y la desigualdad.

“Es aterrador que en el transcurso de unos pocos días más de 20 personas hayan perdido la vida, incluidas cinco que se cree están en manos de agentes estatales”, dijo Amnistía Internacional .

Los expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas también condenaron el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad en Chile durante las últimas semanas de protestas.

“La violencia nunca puede ser la respuesta a las demandas sociales y políticas de las personas”, dijeron expertos de la ONU en un comunicado el viernes pasado .

A medida que aumentaron las tensiones, se declaró el estado de emergencia en varias provincias del país, donde hay más de 5.620 personas detenidas, incluidos niños y adolescentes.

La situación en Chile confirma “una tendencia actual de violaciones de derechos humanos en América Latina”, dijo Villanueva, y agregó que su tarea como eurodiputados es dar visibilidad a esta situación y exigir la acción de la UE.

El mes pasado, un total de 48 eurodiputados de GUE / NGL, los Verdes y los socialistas, incluidos Urbán y Villanueva, enviaron una carta al jefe de asuntos exteriores de la UE, Federica Mogherini, pidiéndole a la UE que cumpla con la cláusula democrática de la UE-Chile acuerdo para garantizar que Chile respete los derechos fundamentales.

“La Unión Europea debe instar al presidente [Sebastián] Piñera a detener el toque de queda y la represión y garantizar el derecho a manifestarse y hablar”, dijo la vicepresidenta de los Verdes, eurodiputada Alice Kuhnke, quien también firmó la carta dirigida a Mogherini.

“Lo que Chile necesita es diálogo político, no fuerzas armadas en las calles”, agregó.

El rol internacional de Chile

Los eurodiputados españoles, que participaron en la misión de observación a Chile, también han expresado su preocupación por que el gobierno chileno lidere la próxima conferencia de la ONU sobre cambio climático (COP 25) en diciembre.

“La presidencia de un gobierno manchado de sangre no debe mantenerse”, dijo Urbán.

El mes pasado, el presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo que su país no será el anfitrión de la conferencia climática debido a las violentas protestas.

Como resultado, la ONU anunció que España será la sede de la cumbre climática en Madrid.

Pero, aunque la cumbre climática se llevará a cabo en Madrid, la presidencia de la COP25 sigue siendo dirigida por la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt.

Chile ha sido considerado a menudo un éxito democrático y económico en América Latina, pero hay un alto nivel de desigualdad en el país.

Solo el uno por ciento de la población de Chile gana el 33 por ciento de la riqueza del país, lo que lo convierte en el país más desigual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Esta situación se produce después de “30 años de aplicación de medidas políticas que abordan la desigualdad”, dijo Villanueva.

Una nueva constitución ha sido una demanda central de los manifestantes, para reemplazar una que se remonta a Pinochet, quien gobernó Chile de 1973 a 1990 después de tomar el poder en un golpe militar.

Piñera propuso medidas para elaborar una nueva constitución el domingo.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *